La economía al servicio del pueblo.

Para ésta revista digital que defiende lo público, la Economía Nacional debe ser mixta. Científicamente planificada y estará al servicio del pueblo. Creemos en el trabajo colectivo a través de un sistema de cooperativas, gestionados por los trabajadores, donde también tendrá su espacio las empresas privada; pero el motor de la Economía Nacional será el Estado al servicio del interés general. Nadie le negará a los empresarios y autónomos sus legítimos y justos beneficios. Todas las empresas pagarán sus impuestos en España y de acuerdo con las leyes de España. Dejamos bien claro que los sectores estratégicos y básicos de la producción son públicos. A igual que las fuentes de energía, la sanidad, la enseñanza, un gran parque de viviendas, la investigación, el transporte aéreo, marítimo y ferroviario, una gran banca… que estarán al servicio del interés general de los españoles.

Dotaremos al país de medios de comunicación neutrales y libres. El trabajo es un derecho y un deber de todos los españoles, por lo tanto será la prioridad máxima de los poderes públicos. Las agencias privadas de contratación serán finiquitadas como no puede ser de otra manera, lo mismo se hará con la seguridad privada. Todas las Fuerzas del Estado, incluida la Seguridad Ciudadana, tendrán carácter de servidores públicos. La gestión de todo lo público será transparente, y abierta al conocimiento de la ciudadanía. La lucha contra el fraude y la corrupción, en todos los ámbitos de La Sociedad, será objetivo prioritario de todos los ciudadanos. El que defraude a la Hacienda Pública irá a la trena, y devolverán todo el dinero defraudado, cuya carga de exigencia se extenderá a sus herederos. La Deuda Pública, será renegociada. Los españoles no podemos estar hipotecados varias generaciones. Como todos sabemos, el nivel de endeudamiento de las administraciones públicas ha superado por primera vez en la historia de España el billón de euros, casi el 100% del Producto Interior Bruto. Puesto que, la Deuda Pública recae sobre nosotros y los hijos de nuestros hijos, y nos condena de por vida  a la pobreza, es de justicia que la mala gestión de los políticos también sean responsables con su patrimonio y el de sus hijos de por vida. Y más teniendo en cuenta que parte de la deuda histórica de España, se ha debido al rescate de los bancos privados. El máximo objetivo del Estado, es el bienestar  de los españoles y de todos los ciudadanos que residen en España. (En construcción)

 

Esta entrada fue publicada en ÉTICA POLÍTICA. Guarda el enlace permanente.