Memoria frágil o cara dura.

Cuando escucho los argumentos de los dirigentes del Partido Popular y del Partido Socialista Obrero Español, hablar sobre pactos, me sonrojo. ¡Cómo se puede ser tan cínico! A los hechos me remito:

Ejemplos:

-La señora Susana Díaz gobernó Andalucía con la ayuda inestimable de Izquierda Unida. Formación política que lleva en su programa electoral el derecho a la autodeterminación de los pueblos de España.

-El señor Guillermo Fernández Vara, es presidente de Extremadura, con la ayuda de PODEMOS, que lleva en su programa el derecho a la autodeterminación de los pueblos de España.

-Desde el señor Rajoy hasta el último dirigente del Partido Popular, dicen que debe gobernar la lista más votada. Pregunto: ¿Por qué no apoyan en  Cataluña la lista más votada?

-Los nuevos políticos de Ciudadanos, lo mismo de lo mismo. Pero con más sorna si cabe: bailan al son de la música que mejor les va en cada momento.

Los argumentos que dan cada una de las formaciones políticas mencionadas es para mear y no echar ni gota.

Algunas justificaciones: Por el bien de España. Por la unidad de España. Por la recuperación económica. Por la estabilidad política. El sentido de Estado, etc. Y por supuesto en este juego de sinvergüenzas entran con toda su artillería informativa los medios de comunicación en manos de interese empresariales espurios privados y no privados. Mientras la mayoría de las personas pasan penurias y más penurias: ¿Cómo es posible que suba el salario mínimo en España 6 euros al mes? ¿Cómo es posible que las pensiones suban, la mayoría de ellas, entre 2 y 5 euros al mes? ¿Cómo es posible que el salario medio de una persona en España contratada en los cuatro últimos años sea de 650 euros al mes? ¿Cómo es posible que se pague tanto por la luz, el agua, el gas, la enseñanza…? ¿Cómo es posible que los corruptos no estén en la cárcel y no devuelvan el dinero? ¿Cómo es posible que el rey de España no haga mención en su mensaje de Navidad a ninguna de estas cuestiones? ¿Cómo es posible que nos hayan devuelto el dinero a los cientos de miles de pequeños ahorradores estafados por Bankia? ¿Cómo es posible que los dos sindicatos mayoritarios estén tan callados con la que está cayendo? ¿Cómo es posible que sigamos votando a estos partidos políticos que durante 35 años nos han engañado? Y ¿Cómo es posible que seamos tan gilipollas?

Jonás Flores.

 

Esta entrada fue publicada en PODEMOS. Guarda el enlace permanente.